Invertir en el cultivo de aguacate: Análisis y Rentabilidad

Lucía Bargueñopor Lucía Bargueño23 abril, 2024

El aguacate es una fruta tropical que se ha convertido en un cultivo muy popular y rentable en España, especialmente en Andalucía, donde se concentra la mayor parte de la producción nacional. El cultivo del aguacate en España ha experimentado un gran auge en los últimos años, debido a la creciente demanda nacional y europea de esta fruta tropical, que tiene muchas propiedades nutricionales y beneficios para la salud.

¿Sobre qué hablaremos en este artículo?

invertir-aguacate

Análisis actual del cultivo en España

Según los datos de la asociación Española de Productores de Frutas Tropicales, España es la primera potencia de la Unión Europea y la octava del mundo en producción de aguacate, con una superficie de cultivo que se ha duplicado en la última década, alcanzando las 22.540 hectáreas en 2022, según los datos de la  Encuesta sobre Superficies y Rendimientos (Esyrce). La producción española de aguacate se encuentra bien posicionada frente a la de otros orígenes, de cara al mercado europeo, debido, en primer lugar, a la cercanía de nuestra zona productora a los mercados de destino, lo que facilita la recolección de la fruta en el óptimo de consumo y, por tanto, con una alta calidad organoléptica. Además, la situación fitosanitaria de este cultivo en España, con pocas plagas y enfermedades importantes, permite una producción prácticamente libre de tratamientos químicos, lo que facilita su comercialización en países con medidas más restrictivas en materia de residuos en frutos.

Como podemos observar en la tabla siguiente el cultivo de aguacate se centra básicamente en Andalucía y Canarias teniendo una presencia importante en la comunidad Valenciana e incluso también hay pequeñas plantaciones en el norte del país. El cambio climático está ayudando a la expansión de estos cultivos por la Península, debido al aumento de las temperaturas medias.

frutales-no-citricos
Fuente: Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación

Seguro que también te resulta interesante este artículo sobre los Cítricos en España y los aspectos más relevantes para su valoración

Exigencias del cultivo del Aguacate: clima, suelo, riego y poda

El aguacate es el fruto del árbol Persea americana, de origen centroamericano, que pertenece a la familia de las lauráceas.  Sus hojas son alternas y coriáceas, de color siempre verdes y de flores dioicas (unisexuales), por lo que se precisa de dos progenitores, con un sistema de polinización cruzada.

Requerimientos climáticos

La temperatura tiene un papel fundamental en el desarrollo del aguacate. Aunque es una planta que soporta heladas ligeras, es recomendable elegir terrenos donde no se produzcan las mismas, preferiblemente en laderas y evitando fondos de valle.

Las temperaturas a final de invierno/principios de primavera (momento de floración-cuajado) deben ser superiores a 17ºC en un intervalo seguido de tiempo que varía entre 5 a 8 horas. Por otro lado, es recomendable que la temperatura máxima no sea superior a 30ºC y evitar zona con exceso de viento y humedad.

Necesidades de riego

Se necesita un suelo con buen drenaje y un riego constante (riego por goteo) pero evitando siempre el encharcamiento. Los requerimientos hídricos se estiman entre los 6.000 – 9.000 m3/ha y año, pudiendo variar según la zona de cultivo. Además, el aguacate es un cultivo muy sensible a la salinidad. La presencia de sales induce a estrés hídrico en la planta porque dificulta la absorción de agua en el suelo.

Preparación del terreno

Es recomendable realizar la plantación en un suelo no compactado, suficientemente aireado que permita el movimiento del agua en el mismo, evitando así los encharcamientos.

Se recomienda realizar la plantación en camellones a favor de la pendiente del terreno que permita la evacuación del agua. En plantaciones en ladera o con inclinación elevada se orientarán según las curvas de nivel teniendo en cuenta posibilitar la evacuación del exceso de agua.

Patrones y variedades

La elección del patrón es tan importante como la elección de la variedad ya que el patrón aporta el sistema radicular del árbol y, por tanto, de él dependen aspectos clave como la absorción de agua y nutrientes. Puede afectar, entre otros aspectos, al tamaño del árbol, rendimiento, alternancia productiva, o tolerancia a estreses.

Existen muchas variedades de aguacate, con diferentes formas, tamaños, colores y sabores; aunque el mercado está dominado por una única variedad “HASS”. Esta variedad permite su cultivo en diferentes climas, presenta un periodo de cosecha muy amplio y una vida postcosecha larga.

Diseño de la plantación

Los marcos de plantación del aguacate varían dependiendo del terreno a cultivar, la intensificación del cultivo, los patrones y variedades y la zona de cultivo. Los marcos de plantación más utilizados van desde 4×2 m en plantaciones de alta densidad hasta 8×8 m en las plantaciones menos intensivas.

Podas

Es un árbol que tiene un crecimiento continuo, por lo que necesita podas regulares para controlar su tamaño, mejorar su aireación, facilitar una buena entrada de luz al interior de la plantación, facilitar la recolección y favorecer la producción de frutos que tengan una calidad adecuada. La poda se realiza a lo largo del ciclo anual de cultivo eliminando las ramas secas, enfermas, rotas, chupones o ramas que se cruzan; y que provocan sombreamientos.

invertir-aguacate-valor

Rentabilidad del cultivo del aguacate en España. Importancia de conocer su valor.

El consumo del aguacate ha aumentado en los últimos años, impulsado por las tendencias gastronómicas y la conciencia sobre la alimentación sana, convirtiéndolo en una de las frutas más demandadas en el mercado. Esto, junto con el alto precio de venta (en la campaña 2022/2023, el precio medio ha sido de 2,2 euros el kilo), ha hecho que el aguacate se convierta en un cultivo muy rentable.

A pesar del incremento del consumo en los últimos años, el cultivo del aguacate aun cuenta con margen de crecimiento ya que hoy en día en España la demanda sigue superando a la oferta. Por ello, se espera que la rentabilidad del cultivo del aguacate siga manteniéndose en el futuro. Actualmente la inversión inicial para la implantación del cultivo se estima en 24.000 – 27.000 euros por hectárea, produciéndose el retorno de la inversión entre los años noveno y décimo.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta la competencia de otros países productores, que pueden ofrecer precios más bajos, o variedades más adaptadas a los gustos de los consumidores. El cultivo del aguacate también presenta algunos desafíos y riesgos, sobre todo relacionados con el consumo de agua y la sostenibilidad ambiental de los que hablamos a continuación.

Retos y el futuro del cultivo del aguacate

El cultivo del aguacate en España tiene grandes retos por delante, pero a la vez presenta grandes oportunidades.

El principal reto está relacionado con el elevado consumo de agua para su cultivo. El aguacate necesita una gran dotación de agua para su correcto desarrollo, lo que supone un problema en las zonas donde el recurso es escaso y hay una fuerte competencia por su uso. Como consecuencia del cambio climático los periodos de sequía prolongados, de temperaturas extremas y de precipitaciones concentradas en el tiempo son cada vez más frecuentes por lo que la disponibilidad del agua necesaria no está completamente garantizada. Para asegurar la viabilidad del cultivo del aguacate es necesario optimizar la gestión del agua disponible, los sistemas de riego y disponer a medio plazo de patrones mejor adaptados a menores dotaciones de agua.

En cuanto a las oportunidades, destacan las siguientes:

  • Debido a su reciente introducción en España a nivel agrícola, el número de plagas y enfermedades graves es todavía escaso en nuestras condiciones de cultivo comparado con otros países exportadores en el mercado europeo.
  • Su consumo está creciendo de forma exponencial en los últimos años a nivel nacional y europeo, lo que supone una gran oportunidad para los productores españoles ya que el aguacate español tiene una ventaja competitiva frente a otros países productores, como México o Perú, por tener una menor huella de carbono debido a los menores costes de transporte y almacenamiento.

En conclusión, el cultivo del aguacate en España tiene un gran potencial de crecimiento, pero también debe afrontar una serie de desafíos que implican una gestión responsable y sostenible del recurso hídrico, la adaptación al cambio climático, el aprovechamiento de la demanda creciente y la mejora de la innovación y la calidad. Solo así se podrá garantizar el futuro de este cultivo y de sus beneficios económicos y sociales.

Si necesitas asesoramiento en la valoración de un terreno agrícola, siempre es recomendable contar con el apoyo de una empresa como Gloval, que cuenta con un equipo multidisciplinar con conocimientos no solo agrológicos, sino económicos y legales. Si estas decidido a que te ayudemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Solicita tu Tasación Oficial Hasta -35%

Solo hasta el 17 de junio

PROMOCIÓN ONLINE

¡SOLICITA AHORA!

newsletter-ico
Suscríbete a la Newsletter

Privacy Preference Center