Marcos y Estándares ESG. Un compromiso con la sostenibilidad

Jose Luis Barrerapor Jose Luis Barrera5 septiembre, 2023

Ante el nuevo marco normativo y las exigencias de los inversores y el mercado nos realizamos la siguiente pregunta: ¿Cómo pueden las empresas dar información sobre su compromiso con la sostenibilidad?

En nuestra cotidianidad, estamos acostumbrados a toparnos con siglas que, al ser de uso general, opacan el significado de las palabras a las que se refieren, impresión que se intensifica cuando provienen de una lengua foránea. Un buen ejemplo de esto es el término “ESG”.

Profundizaremos sobre ello en este nuevo artículo:

criterios-esg

¿Qué significa ESG?

Pero, ¿qué significa ESG? No es sino el acrónimo de “Environmental, Social and corporate Governance, cuya traducción al español sería criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG), siendo conocidos también como riesgos de sostenibilidad o riesgos no financieros. El alcance de cada uno es el siguiente:

  • Los criterios ambientales son los que se refieren a las actividades que generen emisiones directas e indirectas de gases de efecto invernadero, la administración de los recursos naturales y la prevención, aseguramiento y mitigación de los riesgos climáticos físicos (como el cambio climático, las inundaciones y los incendios).
  • Los criterios sociales abarcan tanto los internos dentro de la empresa (gestión del capital humano, proveedores), como el impacto de la organización sobre las comunidades en las que actúa.
  • El término gobierno corporativo se refiere a como se dirige y gestiona la organización. Se centra en que el liderazgo responda a las expectativas de los grupos de interés de la Compañía, la búsqueda de mejores prácticas, divulgación, promoción de la transparencia y lucha contra la corrupción.

¿Cuál es el origen de los criterios ESG?

El origen de los mismos viene determinado por la necesidad de crear marcos (framework) y sistemas de información (estándares), que sirvan como referencia a empresas y organizaciones, para alcanzar y notificar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); la categorización que los propios objetivos hacen en estos tres grupos, ha motivado la consideración de estos como parte del análisis de la inversión socialmente responsable (ISR).

En este sentido es importante definir la diferencia entre marcos, sistemas de información o estándares y herramientas de “benchmarking”.

  • Marco o Framework: Guías para presentar informes, en lugar de proporcionar requisitos detallados. Ofrece una estructura base para elaborar un proyecto con objetivos específicos, una especie de plantilla que sirve como punto de partida para la organización y desarrollo.
  • Sistema de información o Estándar: Los estándares ofrecen requisitos específicos para métricas y datos. Sirven de patrón, modelo o punto de referencia para medir o valorar cosas de la misma especie.
  • Herramientas de Benchmarking:  Busca encontrar las mejores prácticas dentro o fuera de la empresa a través de la comparación de técnicas, procesos y servicios de otras organizaciones con el fin de aumentar su eficiencia y competitividad.

¿A quién se dirigen los criterios ESG?

Los criterios se dirigen a las empresas, inversores, asociaciones, fundaciones, cooperativas, comunidades y casi todo tipo de organizaciones, e incluso sí, también administraciones públicas, que quieran, de forma voluntaria, incorporar los criterios ESG como compromiso de servicio de calidad, y cultura empresarial, intentando eliminar su carácter marginal o secundario, definiéndolos dentro de su Responsabilidad Social Corporativa (RSC); pero ¿qué es la RSC?: es la forma de trabajar, de integrar los criterios ESG dentro de la empresa, informando de los mismos a todos los grupos de interés de su actividad, es decir los denominados «Stakeholders», estando integrados por inversores, accionistas, empleados, proveedores, clientes, ONGs, y por supuesto la sociedad en general.

La actual voluntariedad en el cumplimiento de los criterios, tiene un horizonte temporal limitado, pues distintas normativas prevén su obligatoriedad en lo referente a la remisión de datos y consecución de compromisos.

Descubre la primera Memoria de RSC de Gloval 2018-2022, documento que reúne todas aquellas acciones que hemos llevado a cabo desde Gloval en estos últimos cinco años ligadas a nuestro compromiso expreso con ser una empresa socialmente responsable.

Pero, ¿Cómo cumplir con los propósitos?:

  • Cumpliendo con la legislación.
  • Atendiendo los distintos aspectos de una forma global y transversal.
  • Crear compromisos deontológicos y éticos alcanzables, sin olvidar la generación de beneficios.
  • Identificar y gestionar el impacto de la actividad de la empresa, previendo los efectos negativos, eliminándolos o mitigándolos.
  • Satisfacer los objetivos empresariales, así como las expectativas y necesidades de los “stakeholders”, y sobre todo Informar

La información de la métrica y evolución de la aplicación de los ESG, se realiza a través de los distintos estándares. Dentro de estos tiene gran importancia la materialidad, concepto que se refiere a los asuntos de suma importancia que pueden influir sobre el rumbo de la organización, su estrategia corporativa y hasta el modelo de negocio. En este proceso se identifican los temas relevantes, que son aquellos que pueden generar impactos económicos, ambientales y sociales de la compañía, o influir en las decisiones de sus “stakeholders”. Miden aspectos que se espera que tengan un impacto directo y tangible sobre la situación financiera de la empresa. Hasta el año 2017, sólo se atendía la materialidad desde una perspectiva financiera, pero la irrupción de la información sobre las ESG, ha dado lugar a una doble materialidad:

  • Materialidad financiera. Son aquellos asuntos que afectan al desarrollo, rendimiento y posición de la empresa, y están relacionados con cómo las causas externas pueden afectar a su valor. Los “stakeholders” son los inversores.
  • Materialidad medioambiental y social. Son aquellos asuntos que tienen que ver con el impacto de las actividades de la empresa en su entorno, sobre todo en el medioambiente y las personas. Los “stakeholders” más interesados en estos asuntos son los ciudadanos, los consumidores, los empleados de la compañía, los socios de la misma, las comunidades donde opera y, en general, las organizaciones de la sociedad civil, pero, también, los inversores, cada vez más preocupados por la sostenibilidad de sus carteras de inversión.

¿Por qué existen múltiples reportes o estándares?, y ¿cuál es el correcto?

La existencia de distintos reportes es lógica, siendo el resultado natural de su nacimiento casi simultáneo en distintos lugares, con distintos criterios de medición, finalidades, propósitos, tipo de empresa analizada, etc., lo cual no significa que unos sean mejores que otros, pues se complementan entre sí.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que las tendencias globales se encuentran encaminadas hacia una unificación, donde se verán involucrados varios estándares, también conocida como la “Armonización” de Reportes de Sostenibilidad. En cualquier caso, en próximas entradas en el blog analizaremos los estándares más implementados.

Recuerda que desde Gloval Green podemos ayudarte en la gestión de tus reportes, en la adaptación empresarial de los criterios ESG, guiándote en un entorno, complejo, árido y habitualmente confuso para quienes no están familiarizados. ¡Ponte en contacto con nosotros y te allanaremos este camino!

Gloval Green


newsletter-ico
Suscríbete a la Newsletter

Privacy Preference Center