¿Cuáles son las energías renovables que más éxito tienen para los hogares?

Daniel Sánchez Arandapor Daniel Sánchez Aranda17 noviembre, 2022

Las energías renovables son aquellas que producen energía utilizando como fuente principal las energías de origen natural, estas tienen la característica de ser inagotables. Cada vez son más las viviendas que se aprovechan de este tipo de energía. Si quieres conocer las diferentes energías renovables que podrías utilizar en tu vivienda, las ventajas que ofrece utilizar este tipo de energía con respecto a las convencionales y el impacto que tienen en el día a día, te lo contamos en este artículo en el que abordaremos las siguientes cuestiones:

energia-renovable-hogar

¿Qué son las energías renovables para el hogar?

Cada vez son más las tendencias del mercado las que impulsan a las energías renovables para convertirse en una forma de energía “convencional” y la fuente alternativa preferida. Más allá de parques eólicos, parques solares fotovoltaicos, centrales hidroeléctricas y centrales térmicas, en nuestra casa podemos emplear las energías renovables con el fin de obtener un ahorrar a largo plazo y para ayudar a cuidar del medio ambiente.

A la hora de comprar una vivienda, por la inversión tan importante que se debe realizar, nuestras preocupaciones principales son el precio, el tamaño y la localización. Aunque cada vez más, la eficiencia energética y el poder disponer de energías renovables va ganando terreno al resto de prioridades a la hora de comprar una vivienda, ya que influirá directamente en los consumos de energías necesarios en el día a día.

De igual modo, en el momento de rehabilitar tu vivienda, es uno de los puntos indispensables para poder mejorar la eficiencia energética. Si quieres información al respecto, te invitamos a leer este artículo sobre la rehabilitación energética de viviendas

En ambas situaciones, ya sea compra o rehabilitación de una vivienda, disponer de una buena eficiencia energética se traduce en una mejora importante del certificado energético de la misma.

Si quieres conocer las ventajas que supone disponer de un certificado energético puedes leer nuestro artículo “5 ventajas de tener el certificado energético de tu vivienda y vender más rápido”

Tipos de energías sostenibilidades que puede haber en casa

A día de hoy existen varios tipos de fuentes de energía renovables que ya pueden usarse de forma sencilla y cómoda en el pequeño consumo. A continuación, detallamos los diferentes tipos y su aportación con respecto a las energías convencionales.

Placas solares fotovoltaicas

Se basa en la generación de electricidad a partir de los rayos del sol para producir la electricidad necesaria para la vivienda. Se trata quizás ya de una de las energías renovables más generalizada y conocida por los consumidores.

Para su utilización se procede a instalar paneles solares fotovoltaicos compuestos por células que captan la radiación solar y la transforman en energía eléctrica de corriente continua. Dichos paneles se pueden instalar en superficies horizontales, como verticales. Además, la aplicación de los sistemas domóticos a este tipo de energía renovable, permite el control de la placa solar, entre otras cosas, cambiar la orientación de la placa para aprovechar al máximo la luz solar.

Si bien hace años el mayor inconveniente de la instalación de placas solares era el coste, en la actualidad este se ha reducido en más de un 80%.

Es el único sistema que puede llegar a permitir el autoconsumo, un sistema básico de placas solares y una batería, nos permite ahorrar hasta el 75% de la factura de electricidad de nuestra casa. La batería nos permitiría tener energía en todo momento.

Si quieres conocer más sobre este tipo de instalación te animamos a leer nuestro artículo sobre Huertos solares urbanos

placa-solar

Placas solares térmicas

Se trata de aprovechar la energía del sol para producir calor bien para producir agua caliente, calefacción o para la producción de energía mecánica y, a partir de ella, energía eléctrica. Puede emplearse también para la alimentación de máquinas de refrigeración, por ejemplo, para acondicionar el aire de locales y viviendas.

Este tipo de instalación consiste en placas solares (similares a las anteriores) a través de las cuales se mueve un líquido, el cual es calentado al estar expuesto a la radiación solar. Posteriormente el líquido que se caliente es bombeado hacia un lugar de intercambio de energía para que ceda el calor y vuelva a circular sobre el panel.

Utilizando la energía solar térmica para el agua caliente sanitaria se puede obtener un descenso en la factura de energía para la producción de agua caliente sanitaria de hasta un 70%.

En el caso de este sistema, si se quiere cubrir la demanda de agua caliente anual de una vivienda será necesario disponer de un sistema de apoyo.

Minieólica

Produce energía a través del viento y, aunque menos común, también puede tener un uso doméstico.

Para generar electricidad a través del viento se utilizan unos aerogeneradores domésticos. Las potencias más habituales para uso doméstico van desde los 4 kW hasta los 10 kW.

Este tipo de instalación supone un ahorro en os costes de la factura eléctrica de tu vivienda, además cuenta con un coste inferior de instalación con respecto al resto de instalaciones de energía renovables.

Para decantarse por este tipo de energía renovables en tu casa se han de tener en cuenta diferentes cuestiones como que en la zona donde se vive haya suficiente viento, si se permite su instalación o si se cuenta con el espacio suficiente ella, entre otras.

Biomasa

Consiste en la producción de energía generando calor con calderas a partir de residuos forestales, madera, pellets u otro material orgánico que se puede usar para calentar agua. Este tipo de instalación se utiliza para la producción de agua caliente y con ello la utilización de esta en la vivienda tanto para consumo como para la instalación de calefacción.

Este tipo de instalación se puede instalar tanto en viviendas unifamiliares, ya sea una estufa o una caldera de producción de agua caliente, como para edificios plurifamiliares mediante un sistema de calefacción centralizada con una caldera de biomasa.

Las calderas de Biomasa cuentan con una eficiencia energética superior a las calderas tradicionales como son las de gas y gasoil. Esto conlleva un ahorro de hasta el 70% con respecto a los derivados del petróleo.

El combustible utilizado cuenta con una densidad energética menor a los ofrecidos por los combustibles fósiles, por ello se debe disponer de mayor espacio para almacenar este. Cabe destacar que estos combustibles tienen un precio muy económico con respecto a los convencionales.

Geotermia

Produce energía a partir del calor del subsuelo, por lo que se necesita perforar bajo la vivienda. Se entierran unos captadores de energía que extraen el calor bajo el terreno y una bomba instalada en el interior del inmueble lo transmite al interior convertido en agua caliente a utilizar para la climatización de la vivienda, como consumo de agua caliente.

Para que el proceso funcione necesita electricidad. Sin embargo, es de los sistemas energéticos más eficientes: solo consume un cuarto de la energía que produce.

Este sistema requiere de una mayor inversión inicial. sin embargo, reduce considerablemente el consumo de electricidad con respecto a instalaciones similares. Esta instalación se recomienda para casas unifamiliares o bloques de vecinos de nueva construcción, ya que conlleva una serie de trabajos de perforación en el terreno. Previo a realizar la instalación será necesario realizar un Test de Respuesta Térmica del terreno para determinar la viabilidad de la instalación.

Aerotermia

La aerotermia es una tecnología que utiliza principalmente la energía del aire para climatizar los espacios. En general, está considerada como una fuente de energía limpia y eficiente. Sus principales usos son la climatización y la producción de agua caliente sanitaria

Cuenta con dos unidades, una en el exterior de la vivienda y otra en el interior. La de fuera es una bomba de calor de alto rendimiento que extrae la energía contenida en el aire exterior. Esta energía calienta o enfría el agua del acumulador (el aparato interior) para distribuirla por las tuberías a los distintos grifos y a través de los fancoils, (pequeños aparatos que emiten aire frío o caliente según las necesidades de refrigeración de cada estancia) se obtiene la climatización de la vivienda. Para que el proceso del aparato exterior al interior funcione se necesita electricidad.

Con una instalación de aerotermia se puede obtener un ahorro de hasta el 82% y una reducción del 80% de Co2 generado al año.

El factor geográfico no es tan determinante en la aerotermia como lo puede ser en el resto de instalaciones de energías renovables. Si es cierto que un sistema de aerotermia, cuando la temperatura exterior es muy fría, utiliza una parte de la energía extraída para calentar el propio sistema, por lo que sería menos eficiente.

¿Se pueden combinar sistemas de energías renovables?

La respuesta es sí. Para poder alcanzar el autoconsumo energético en el hogar, es mucho más fácil si combinamos diferentes fuentes de energías renovables, en lugar de depender de una sola fuente energética.

Los sistemas combinados más actualizados en la actualidad son sistemas de producción de electricidad, como son Placas solares fotovoltaicas o Minieólica con sistemas destinados a la climatización y producción de agua caliente de la vivienda, como son la Geotermia, biomasa, solar térmica o la Aerotermía.

Como siempre la instalación y combinación de los diferentes sistemas descritos dependerán de la realización de estudios previos para poder estudiar la viabilidad y las ventajas o inconvenientes de los diferentes sistemas dependiendo del lugar y entorno en el que se ubique la vivienda.

¿Qué beneficios aporta disponer de energías renovables en tu vivienda?

Dentro de los beneficios de este tipo de energías, hay dos que destacan por encima de todas.

El primer de ellos, que no contaminan. Ya sea a nivel personal (la contaminación puede acarrear problemas de salud) como a nivel atmosférico (los gases de efecto invernadero), el uso de este tipo de energías reducirá la contaminación y, de esta forma, podremos tener una mejor salud y parar los graves daños del cambio climático.

En segundo lugar, y el más importante para nosotros, es el ahorro que aportan. Como hemos detallado anteriormente los diferentes sistemas a instalar en tu vivienda suponen un ahorro considerable en la energía consumida necesaria para la vida.

Por otro lado, cabe destacar que la mejora de la eficiencia energética de las viviendas ha comenzado también a revalorizar el precio de los inmuebles. Ya se nota en ciertos mercados inmobiliarios como el de Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga, que una alta eficiencia energética asegura un ahorro en facturas, por lo que no es raro pensar que los posibles compradores o arrendatarios vayan a preferir una vivienda eficiente que otra que no lo es.

¿Sabías que, del total de energía consumida en España en el primer semestre del año 2022 se estima que entorno al 43% provino de fuentes de energía renovable? Esto supone un gran avance para la consecución de los diferentes objetivos europeos sobre sostenibilidad y medioambiente.

Cuando hablamos de este tipo de cifras, no es tanto porque la gente instalara sistemas de energías renovables en sus viviendas, sino porque las diferentes compañías de electricidad españolas comenzaron a tener más en cuenta el origen de la energía suministrada y aumentaran el uso de energía renovable. Por este motivo, si conseguimos aumentar el uso de energías renovables en los hogares, ¿hasta qué porcentaje podríamos llegar?

En GLOVAL ofrecemos servicios integrales en el marco de la sostenibilidad, cuéntanos cómo podemos ayudarte y da el paso a una vida más sostenible.

¿Te ha resultado útil esta información?

subscribe-icon
Suscríbete a nuestro blog

Privacy Preference Center